TÉCNICAS Y PAUTAS PSICOLÓGICAS PARA RATIFICAR

¿En qué consiste la ratificación en un juicio de un informe?


Ratificar, consiste en confirmar la validez y verdad del informe y del estudio llevado a cabo para realizar el mismo, así como las conclusiones que lo sustentan.


Supone realizar una defensa del mismo contestando a las diferentes preguntas que se formulen por los miembros de la sala de vistas: abogado, abogado de la parte contraria, juez, fiscal.


Es habitual que antes de comenzar con tu ratificación, te presentes brevemente de forma profesional. Esta presentación reúne la titulación principal de tu labor profesional y tu desempeño.


Para conseguir una buena ratificación es importante tener presentes tus habilidades comunicativas: verbales y no verbales, el papel que juegan nuestras emociones en el momento, diversas pautas psicológicas para su manejo y aspectos a tener en cuenta que pueden servirnos.


Es importante partir de la premisa de que asistes en calidad de experto en la materia y del área concreta en la que trabajes: seas psicólogo forense, trabajador social forense, médico forense, perito arquitecto, agrónomo etc, eres la persona que aporta el conocimiento científico y técnico sobre situaciones que no son de índole legal.


Hay varios aspectos de la comunicación a tener en cuenta:

  • Comunicación verbal: Respuesta concisa y clara, sin ambigüedades y sin usar el condicional, pues da lugar a un planteamiento menos firme y denota inseguridad de lo que estás contestando.

  • Comunicación no verbal: El tono de voz debe ser normal, evitar que sea bajo. Mantener la mirada hacia la persona que te ha realizado la pregunta, su contestación debe dirigirse a la misma. La postura corporal también es visible y da información, el uso de las manos apoya y enfatiza cualquier argumento y respuesta. La actitud deberá ser directiva para transmitir seguridad en tus palabras.

Otro aspecto que debes tener en cuenta son las preguntas de la parte contraria o de la parte a la que tu informe no favorece, pues serán más directas y con doble mensaje, casi siempre orientado a desacreditar tus resultados y procedimientos.


Es normal que nos acompañen una serie de emociones ese día y los días previos a la ratificación. Las emociones más comunes que podemos sentir son el miedo y ansiedad.


Es posible que te identifiques en una serie de síntomas desagradables como: nerviosismo, tensión, palpitaciones, sudoración etc.


Algunas de las técnicas psicológicas útiles para el manejo de la ansiedad son:


1. No focalizar la atención en que no se note la ansiedad e intentar controlarla. Ante la presencia de ansiedad lo que vamos a hacer instintivamente va a ser eso.

El tener una actitud hipervigilante e intentar un manejo voluntario de la misma hará que la ansiedad incremente. No podemos controlar lo que sentimos.

Si no que sera desde la aceptación. Algunas verbalizaciones útiles pueden ser: “esta situación me sigue generando inseguridad, no la controlo, Ok. No puedo hacer nada por evitarlo”. “Voy a centrarme en el caso, en mi defensa en mi informe, en las preguntas y en el aquí y ahora”

Y dejar tu ansiedad en un segundo plano.


2. Entrenamiento en técnicas de relajación: si es una situación que todavía no manejas y produce síntomas de ansiedad que identificas: la respiración diafragmática entre otras, ayudara a reducir la activación fisiológica: disminuye la presión en el pecho, la respiración entrecortada, sudores, pulsaciones y facilitará el discurso.


Es importante que haya un entrenamiento previo en esta técnica y una práctica cotidiana y regular, así como tener un abandono activo a la misma.


Otras técnicas de relajación: El Mindfulness, ayuda a trabajar la atención y la concentración y dirigirla a lo que acontece en el presente en todo momento.

La técnica de relajación progresiva de Jacobson (tensando los músculos del cuerpo)


3. Manejo del pensamiento crítico, negativo, distorsionado:

Seguro que alguna vez te has dicho: “No voy a saber qué contestar, me voy a quedar en blanco, voy a hacer el ridículo”. Es lo que conocemos por diálogo interno negativo-catastrofista y es que, el lenguaje y el modo en el que nos hablemos es un buen reflejo de la conducta motora que podamos llevar a cabo.


Una técnica común para trabajar el contenido del pensamiento son el entrenamiento en autoinstrucciones. Consistirá en detectar el contenido de ese pensamiento, cuestionarlo y después desarrollar autoinstrucciones, es decir, introducir cambios en las autoverbalizaciones.


En terapia ser aprende con el terapeuta, consta de 5 fases.


Con la repetición de la misma se produce una habituación, es decir la situación y diversos estímulos nos serán cada vez más familiares. Conoceremos cómo es el espacio en el que se desarrolla un juicio y la sala de vistas, colocación de sus miembros, dinámica en la que se inicia y desarrolla el juicio, el lenguaje etc.


Cuantas más veces vayamos a ratificar más seguridad se construirá. No podemos esperar a estar seguros para actuar, si no que la práctica es la vía para conseguirlo, nos permite desarrollar habilidades y entrenamiento en las distintas situaciones que se nos presenten.


Artículo escrito por Dña. María Marne Gutiérrez

Psicóloga Sanitaria y Psicóloga Forense

Nº Cda. M-29325

32 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo